trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-55

Hoy quiero contaros una historia con final triste. Me da no solo pena, sino rabia porque la historia se merecía un final muy diferente…pero a veces en la vida, hay cosas que no puedes controlar.

Un día en la Habana equivale a una semana en cualquier otra parte. En tan solo unas horas, vivimos mil aventuras. Todo empezó con un inocente paseo por la Habana Vieja. Recorriendo sus maravillosas plazas y calles.

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-13

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-12

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-11

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-9

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-8

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-10

Más tarde, decidimos pasear hasta el Mercado de Artesanía, donde puedes encontrar cuadros realmente espectaculares, artículos de decoración, fotografías, todo tipo de complementos hechos de materiales naturales…me hice con un sombrero Panamá de paja hecho a mano, collares de coral negro, hueso y carey, un colmillo para colgar del cuello…ya os he dicho muchas veces que soy muy fan de este tipo de mercados y aproveché para comprar recuerdos y regalos, a unos precios increíbles.

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-7

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-6

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-4

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-5

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-3

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-2

Dentro del mercado acabamos por casualidad en una terraza al aire libre donde la música era en vivo y los mojitos deliciosos. ¡Una visita que os recomiendo encarecidamente! Además, apenas hay turistas allí. Casi todos eran cubanos, un lugar realmente auténtico. En seguida me hice muy amiga de Alexis, el maestro coctelero, que prepara los mejores mojitos de La Habana. ¡Saludarle de mi parte si algún día pasáis por allí! Me dio buenos trucos para prepararlos yo…así que pronto organizaré una fiesta cubana en casa para presumir de mojitos 😉

Allí pasamos varias horas. Charlando con todo el mundo, bailando y “tomando”. Y no solo mojitos, también pegaba fuerte el sol. Fue muy gracioso cuando al día siguiente tenía las piernas a rayas por culpa de mis sandalias gladiadoras (más de una me lo comentastéis en el post de Varadero y me partí de risa

:)
)

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-1

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-62

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-49

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-47

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-51

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-48

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-53

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-54

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-58

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-56

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-57

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-55

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-60

Cuando salimos de allí, nuestra intención era coger un ferry que nos llevase a Regla (al otro lado de la bahía) y después acercarnos hasta El Morro para ver el mítico cañonazo que cada día tiene lugar a las 9 de la noche. Pero La Habana tenía preparados otros planes para nosotros…así es ella, ¡genialmente imprevisible!

Cámara en mano (como todo el viaje), me llamó la atención una casa de techos altos de la que podía ver paredes llenas de historias. Desde fuera saqué un par de fotos, pero rápidamente una de las personas que había dentro nos invitó a que pasásemos. Nos encontramos allí con un grupo de lo más variopinto, que después se convertirían en buenos amigos. El Chino, el Maestro y su mujer (mi negra querida), el Boliviano, Cifuentes y un carismático cantante que nos deleitó con su voz durante toda la velada.

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-45

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-44

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-42

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-43

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-41

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-38

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-39

Allí pasamos horas y horas. Hablando de sus vidas, de las nuestras, de política…personas cultas y tremendamente encantadoras. Generosas como no os podéis imaginar. Si tenías un poquito de ron te lo ofrecían al instante. Chino (podréis reconocerle por el chaleco), resultaba ser “el pudiente” del barrio. Cada día su casa se llena de gente porque es el que tiene una situación económica y una casa más acomodadas…no dudó en “presumir” de la suerte que tenía, pues la casa la había heredado de una tía suya. Por supuesto, no dudó en hacernos un recorrido para enseñárnosla.

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-46

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-19

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-36

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-23

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-25

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-26

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-29

También nos enseñó la suerte que tenía, por tener la nevera llena…

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-27

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-28

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-31

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-30

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-37

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-33

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-22

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-18

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-21

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-24

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-32

Pasamos allí una tarde inolvidable. Pero, para mi, lo más especial fue conocer a “mi negra”. Así la llamaba yo, ella prefirió apodarme como “mi flaca”

:)
Me costó hacerme con ella. Varias horas pasaron hasta que se atrevió a hablar. Pero su rostro, callado y observante, me inspiraba puro amor. Nos fuimos entonces las chicas a la compra. No queríamos encima gorronearles lo poco que tenían. Así que me llevó a una tienda cercana donde pude comprar algunas botellas de ron, un montón de paquetes de caramelos y refrescos…tan sólo me costó unos 10 pesos todo (unos 7 euros). Pero, para ella, era un mundo. En ese momento rompió a llorar y me dio las gracias hasta el infinito. Me dijo que si podía ser mi amiga…que nunca había tenido una amiga de verdad. Solo de acordarme se me saltan las lágrimas a mi…

Después, el maestro y mi negra nos invitaron a cenar a su casa. De nuevo, ella y yo nos fuimos en busca de comida. Me impresionó ver las tiendas “de verdad” y la vida “de verdad”. Aunque yo tenía dinero, no pudimos comprar todo lo que queríamos. Al parecer, allí solo existen en el “mercado libre” ciertos alimentos, otros no puedes ni comprarlos en las tiendas. De hecho, tuvimos que recorrer diferentes comercios para conseguir unos paquetes de pasta, tomate, jamón y queso para preparar la cena. ¡Ah! Y un helado de chocolate. Me dijo que le volvía loca y que llevaba años sin poder comerlo. Aquí nos hicimos mucho más amigas, puesto que ya teníamos algo más en común…¡el vicio por el helado!

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-20

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-17

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-15

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-16

En su casa, un humilde apartamento en el centro de La Habana, nos encargamos las chicas de hacer la cena y estuvimos charlando riendo y bailando…todo tipo de confidencias y una sensación que es difícil de explicar. Decidieron acompañarnos hasta nuestro hotel, que estaba a un buen rato caminando. Pero antes, me pidió que la acompañase a cambiarse de ropa, que quería ir igual que yo

:)
Estaba feliz de tener unos “chorts” iguales a los míos, pero que no tenía una blusa tan bonita…no dudé un momento en regalársela, y ella me dio la mejor que tenía. Por supuesto, ¡yo no quería aceptarla! Le supliqué que me diera una más normalita, solo para no ir desnuda por la calle. ¡Cualquiera me valía! Pero fue imposible convencerla, ella (como todos) quería darme lo mejor que tenía…así que así acabamos, cambiándonos las camisetas como los futbolistas
:)

Y aquí viene el terrible final de nuestra bonita historia. Nos acompañaron el maestro, mi negra y su hijo. Cuando llegamos al hotel (de lujo allí) ellos alucinaron de lo bonito que era. No dudamos un segundo en invitarles a pasar con nosotros para invitarles a comer algo, el niño se moría por una pizza (otra cosa más en común) 😉 Nuestro hotel contaba con un bar-restaurante 24h en el lobby.

Un gigante encargado de seguridad me negó la entrada al hotel. Ya de primeras. Tras mostrar mi indignación absoluta y decirle mi habitación, nombre y DNI no tuvo más remedio que dejarnos pasar (obviamente). Pero, tras sentarnos y pedir la comida y bebida, rodearon nuestra mesa él y dos encargados más de seguridad. Todo por ir con cubanos. Es repugnante que los traten así, cuando son gente maravillosa y educada.

No había nadie más en el hotel, así que imaginados la presión y la humillación de estar nuestra mesa rodeada de personas de seguridad con los brazos criados y miradas atentas y desafiantes…Hugo, indignado por el horrible trato y dispuesto a defender el honor de nuestros amigos, discutió con el personal de seguridad que no mostró con su cliente el más mínimo respeto ni educación. Decidimos pasar de ellos y seguir disfrutando con nuestros amigos.

Cuando dimos por terminado el día, buen rato después, les acompañamos a la puerta. Cuál fue nuestra sorpresa al ver que nos esperaban 3 patrullas de la policía para arrestarnos a todos. INCREÍBLE, os prometo que no daba crédito. La propia encargada de recepción de NUESTRO HOTEL, con la que los días anteriores encima habíamos sido encantadores, educados y generosos, había llamado y pedido expresamente que vinieran a detenernos.

Nunca había sentido tanta rabia e impotencia en mi vida, os lo juro. Nadie era capaz de decirme cuál era el motivo de nuestra detención policial. Nadie contestaba a mis preguntas ni hacía caso de nuestra defensa. Daba igual. No había nada que hacer. A mi no me importaba en absoluto por nosotros, sabía que no podían hacernos nada por ser extranjeros. Se les podía caer el pelo. Yo sufría por nuestros amigos, que tan buenos habían sido con nosotros, sabiendo que a ellos un arresto sí que les iba a causar enormes problemas…es más, a nosotros nos metieron en el coche de policía más o menos cordialmente. Pero a ellos, los esposaron y metieron por la fuerza delante de su hijo de 15 años. Al que dejaron solo, de noche, en medio de la calle sin dinero y lejos de su casa, mientras veía que sus padres se iban arrestados. Su único crimen fue estar con nosotros…

Para colmo, cuando volví a nuestra mesa a por nuestras cosas, mi teléfono móvil había desaparecido (solo quedaban allí los encargados de seguridad). Y, para más colmo todavía, mientras entraba en el coche para ir a comisaría, un empleado del hotel me acercó la cuenta al coche para que le pagase lo que habíamos consumido. INCREÍBLE nuevamente.

Nosotros solo pasamos unas horas arrestados. Lo que tardamos en pasar un reconocimiento médico forense y declarar en comisaría. Pero mis suposiciones tristemente se hicieron realidad y ellos no tuvieron tanta suerte. Él fue maltratado y encarcelado bajo fianza (fianza que para ellos era une dineral tremendo, equivalente a varios meses de salario). Días después llamamos y lo habían soltado.

Desde aquí me gustaría mostrar mi absoluta indignación con el Hotel Mercure Sevilla de la Habana, perteneciente a la cadena internacional Accor Hotels. No hay derecho a ese tipo de comportamientos abusivos, violentos y, sobre todo, injustificados.

Pero me gustaría que no sea esto lo que os quede en la memoria, igual que no se va a quedar en la mía. Porque, salvo los sinvergüenzas del hotel, cada persona con la que nos cruzamos en esa maravillosa ciudad fue encantadora y generosa con nosotros.

Solo pido desde mi humilde rincón, que de verdad algo cambie en ese país tan increíble. Su gente se merece ser libre.

Esta fue la última foto que nos sacamos justo antes de acompañarles a la puerta…

trendy_taste-travel-viaje-cuba-la_habana-havana-blog-blogger-moda_españa-fashion_spain-ootd-street_style-14

Camiseta/Tee: Sheinside (SS 14)

Shorts: Zara (SS 14)

Bolso/Bag: Adamarina

Sandalias/Sandals: Zara (Old)

Cinturón/Belt: Native Leather NY

Gafas de sol/Sunnies: RayBan-Óptica SoHo